Capítulo 17: El pueblo minero abandonado de Bodie

Tras atravesar el Valle de la Muerte, conducimos más de 3 horas por el interior de California hacia el Norte, en dirección a Sierra Nevada.

Nuestro objetivo era llegar a Bodie, un pueblo fantasma de buscadores de oro que llegó a tener 7.000 habitantes en su época dorada. Supimos de esta ciudad abandonada por un reportaje de Lonely Planet y teníamos muchas ganas de conocerla y fotografiarla.

Mina Bodie

Viviendas de trabajadores con los edificios de la mina al fondo

Como íbamos mal de tiempo no paramos en todo el trayecto y a las 4:30pm enfilamos la pista de tierra que 25 km después nos dejaría frente a la taquilla. Desde allí ya se veía el pueblo de casas de madera agrupadas en el centro del valle  y la antigua mina en la ladera. Habíamos llegado a tiempo pero sólo quedaba 1 hora para el cierre así que había que darse prisa!

Calle de Bodie

Viviendas abandonadas en la calle principal

Bodie es un auténtico pueblo minero abandonado y es la más grande de las ciudades fantasmas de California.

Su historia es la de una ciudad ligada a una mina de oro. En los 5 años siguientes al descubrimiento del yacimiento dicen que había más de 60 Saloons en la calle principal! Tenía imprenta, iglesias, escuelas, bancos, tiendas…

Una auténtica ciudad donde se vivía la vida del salvaje Oeste americano. Mucho de aquello se ha perdido pero paseando por lo que queda es fácil imaginarte a los mineros bebiendo en el saloon, a sus familias yendo a misa de Domingo en la preciosa iglesa de madera que aún se conserva y los niños corriendo por sus calles…

Iglesia Bodie

Iglesia en la calle principal

En cuanto se acabó el oro la mayoría de sus habitantes se fueron y hoy en día quedan unas  200 edificaciones organizadas en torno a las 2 calles principales que permiten hacerse una idea de lo que llegó a ser (dicen que se conserva el 15%)También hay restos de los pocos que se quedaron hasta los años 50,como vehículos abandonados.

Gasolinera Bodie

La gasolinera

Todo en Bodie es super fotogénico y la luz del atardecer hace que estemos como posesos queriendo captar cada recodo.

En algunas edificaciones se puede entrar y otras se ven desde fuera a través de los cristales.

vivienda Bodie

Interior de una de las viviendas

Las casas, tiendas y hasta la escuela conservan el mobiliario original  y está todo cubierto de polvo, como si sus habitantes se hubieran ido de repente y esperaran volver algún día.

Una tienda de Bodie

Interior de una tienda de Bodie

Los Rangers que custodian el lugar son tan peculiares como el entorno que nos rodea. No pudimos resistir la tentación de hacernos fotos con uno de ellos que parecía llevar allí desde el siglo pasado.

Guarda de Bodie

Guarda de Bodie que nos echó muy amablemente del pueblo

La hora que estuvimos paseando por sus calles se nos quedó corta y tuvieron que insistir para echarnos del parque.

Bodie es maravilloso y nos mereció la pena el largo trayecto hasta aquí. No sólo es un lugar donde hacer buenas fotografías y soñar con ser un buscador de oro en los tiempos del salvaje oeste, sino que supone un patrimonio fundamental para entender esa época de la historia de California. Ojalá se conserve así, anclada en el tiempo durante muchos años!

Coche Bodie

Coche abandonado probablemente en los años 50, cuando Bodie quedó abandonado definitivamente.

Contentos tras haber cumplido los objetivos del día nos dirigimos al Virginia Creek Settlement, el hotel que habíamos elegido para pasar la noche. Está a 26 km de Bodie y el recorrido hasta allí es precioso.A ratos se ven las montañas de Sierra Nevada de fondo.

El Virginia Creek es un peculiar hotel inspirado en la estética del antiguo Oeste. El complejo lo componen una docena de cabañas, un restaurante, un camping y carromatos que se pueden alquilar para pasar la noche. Es un lugar realmente singular. Linda con un río donde los huéspedes pueden pescar, las cabañas tienen un jardín con barbacoa para prepararse la comida y en la habitación que nos dieron ponía que había dormido John Wayne. Además de esta habitación alquilamos una cabaña para 4 bien equipada con un porche mirando al río.

Disfrutamos de la cena en el restaurante del hotel y tras charlar un rato nos fuimos a dormir. Fuera sólo oscuridad y el sonido del río.Había sido un gran día.

En la sección de imagenes curiosas del blog miraquefaciles podéis ver los carteles que dan la bienvenida al restaurante.Tambien os dejo en enlace a la web del hotel por si queréis saber más.En la página oficial de los Parques Estatales de California teneis la info de precios,acceso,horarios etc…

Capítulo 18: Llegada al Parque Nacional de Yosemite

 

© O ViaxaDoiro,2010

Comentarios anteriores a marzo de 2014

Publicado por Jose Carlos DS

Martes, 29 de marzo de 2011 | 1:38

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que este tipo de pueblos son super fotogénicos, se hace buen uso de la batería de la cámara ya que te dan ganas de hacer fotos casi de cualquier cosa.Por cierto, te coloco yo también en mi blogroll Guiñohttp://www.laproximaparada.com/Saludos!!!

Publicado por Oviaxadoiro

Martes, 29 de marzo de 2011 | 12:18

Gracias por la visita y por ponernos en el blogroll! Hicimos un montón de fotos, a ver si encuentro tiempo y pongo alguna más en el artículo que Bodie bien lo merece!

Anuncios

2 Respuestas a “Capítulo 17: El pueblo minero abandonado de Bodie

  1. Pingback: El pueblo minero abandonado de Bodie i am travel blogger·

  2. Pingback: Capítulo 16: Atravesando el Valle de la Muerte | Viaxadoiro·

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s