Nunca digas nunca jamás : 5 destinos inesperados

Si hay un artículo típico de todo blog de viajes y que tarde o temprano acaba cayendo es el mítico listado de sueños viajeros cumplidos.

Me encontraba yo en ese proceso recopilatorio de pensar cuales serían los míos cuando me surgió la siguiente duda ¿Y qué hay de esos sitios con los que nunca soñé, de los que no sabía nada o no me interesaban y que acabaron siendo mis favoritos?¿Qué tal si les dedico un artículo a ellos?

Hoy escribo para homenajear a 5 lugares, que me sorprendieron y fascinaron y que reconozco que a mi nunca se me hubiera ocurrido visitar.

1-Panamá

Si hay un pais al que puedo decir que me ha llevado el azar es Panamá.Una promoción de Facebook, un vuelo de ida y vuelta cortesía de KLM y para allá nos fuimos.

Recuerdo que cuando nos tocó el premio algún amigo nos dijo que había visto el concurso, pero que no había participado porque a parte del canal en Panamá no hay nada que ver ¿no?

Visitar un poblado Emberá en Panamá fue una fantástica experiencia que me hubiera perdido si no hubiera tocado un vuelo en Facebook

Visitar un poblado Emberá en Panamá fue una fantástica experiencia que me hubiera perdido si no hubiera tocado un vuelo en Facebook

Estuvimos allí una semana y los recuerdos de ese viaje son de los mejores que tengo: la tranquilidad de isla Anzuelo, la convivencia con los gunas, cruzar la selva en un cayuco para conocer a los Emberá, las tardes paseando por el Casco Viejo de la capital y ver cruzar los barcos por el famoso canal.

Volví convencida de que había encontrado mi lugar en el mundo.

2-Sharm el Sheik

La primera vez que oí hablar de esta ciudad en la punta sur de la península del Sinaí fue a unos amigos que planeaban un viaje por Egipto.

Ellos lo consideraban un lugar de visita imprescindible y a mi me parecía rarísimo.¡Con todo lo que hay que ver en Egipto! ¿Ir a Sharm el Sheik? ¡pero si ahí no hay más que resorts y arena!

Lo equivocada que estaba lo descubrí años después, cuando encontramos un ofertón para viajar 15 días por Egipto que incluía 3 días en Sharm el Sheik.

Decidimos ir por la única razón de que era más barato que no ir.

Llegamos al hotel echando pestes (12 horas cruzando el desierto del Sinaí en autobús queman a cualquiera)

Gracias a ese “inconveniente” descubrí que en Sharm el Sheik lo que menos importa es lo que está sobre la tierra: Allí usé por primera vez unas gafas de buceo y un tubo, aprendí a snorkelear.

Nadar en Hol Chan es como nadar en una pecera ¡una pasada!

Esto no es Panamá , es la reserva de Hol Chan en Belice algunos años después pero nuestra pasión por el buceo nació en aquel viaje a Sharm el Sheik

Bucear en el Mar Rojo nunca había sido uno de mis sueños, pero si me preguntáis que es lo hermoso que he visto en mi vida os diré sin dudarlo que los arrecifes de coral que conocí aquellas vacaciones.

3-Universal Studios en Hollywood

Cuando hace unos años recorrimos la Costa Oeste de USA con unos amigos dejamos que cada uno eligiera un lugar cuya visita considerara imprescindible.

Una especie de Bucket List o lista de deseos conjunta para que todos quedaramos satisfechos con el itinerario.

Una de las visitas de esa lista era Universal Studios , el gran parque temático de la Universal en los Angeles.A mi no me gustan los parques temáticos ni de atracciones o mejor debería decir no me gustaban…

fast and furious

Efectos especiales empleados en el rodaje de Fast and Furious, que nos fueron desvelados recorriendo los míticos estudios angelinos

Lo pasé como una enana, me empapé de agua en la atracción de Parque Jurásico, grité en la mejor casa del terror en la que estado nunca y sobre todo aluciné (y entiéndase alucinar por su significado literal de ver y sentir cosas que no están sucediendo en realidad) en la atracción de los Simpson,

4-Cuevas del Soplao

Viajábamos con una nevera desde Santader (cosas raras que hacemos…ver instagram) cuando vimos un cartel en la autovía y pensamos que podíamos cambiar la comida por una visita a las Cuevas del Soplao de las que no sabíamos nada.

Varios kilómetros y curvas después llegamos a El Soplao preguntándonos si allí habría pinturas o qué.

¡Bendita ignorancia la nuestra! Si Cuanto menos sabes de un sitio más te sorpende.Nos os cuento más pero id si podéis ¡No os arrepentiréis!

Por cierto, de esta visita no tengo fotos porque no se pueden hacer, pero ¡Mejor!¡Así conservamos el factor sorpresa!

5-Ver una actuación de flamenco

En febrero Jorge y yo participamos en un famtrip a Sevilla (viaje de familiarización donde una empresa o destino te invitan a conocer lo más destacado de su oferta turística) con compañeros de GaliciaTB y MadridTB y claro como vas invitado no eliges donde vas , si no que lo hacen ellos.

Cuando vimos en el programa una actuación de flamenco no nos invadió la ilusión precisamente, y es que a nosotros , gente del norte que no ha usado peineta ni volantes en su vida el flamenco como que ni fu ni fa…

bailaora de flamenco

Carmen Lozano, derrochando poderío durante su actuación en el Museo del Flamenco de Cristina Hoyos

Pues ¡la quinta en la frente! Una actuación espectacular, puro arte y sentimiento y se acabó ¡Ya no puedo decir que no me gusta el flamenco!

Así que yo lo tengo claro: en los viajes como en la vida nunca digas nunca jamás y te animo a compartir algún lugar que no entraba en tus planes o sueños y que luego te encantó. ¡Seguro que se te ocurre más de uno!

Imágenes y texto ©Viaxadoiro 2015

Anuncios

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s