Holbox, desde mi hamaca

Sucedió en Agosto de 2013…

Alzamos la cabeza desde nuestras hamacas y vimos llegar a dos hombres que parecían atareados.

Hablaban alto y uno de ellos no se despegaba del teléfono.

“¡Que mala suerte! Con lo tranquilos que estábamos…” Nos lamentamos dando otro sorbo al “coco-loco”.

holbox

Primera línea de playa en el club de playa del Hotel Mawimbi.Isla de Holbox

Ambos hombres vestían polos rotulados con la marca de una conocida cerveza mexicana por lo que deducimos que eran compañeros de trabajo y habían llegado a la isla por algún asunto comercial.

Su actitud acelerada resultaba muy curiosa en este entorno y despertó nuestra atención.

Tras solucionar algún asunto con el dueño del hotel se sentaron en una de las mesitas hechas de troncos que había sobre la arena y pidieron bebidas.

Mesas del Mawinbi

Mesas del restaurante “el barquito” en el club de playa del Mawimbi

Era un radiante día de agosto y los pobres sudaban a borbotones pero rápidamente encontraron ocupación y se afanaron en conseguir las mejores fotos de “su cerveza” con el paisaje de fondo. Al fin y al cabo estaban aquí por trabajo ¿no?

Tras hacer las fotos se descalzaron y empezaron a disfrutar del entorno: una franja de playa de arena blanca y finísima salpicada de palmeras cocoteras, coloristas hamacas, tranquilidad absoluta, aguas cálidas color turquesa, camas balinesas…

Es el Club de Playa del hotel Mawimbi en Holbox, un pedacito de paraiso, un lugar perfecto, un sueño hecho realidad.

isla de holbox

Palmeras, aguas cristalinas, arena fina ¿el paraiso?

Fuimos al agua y perdimos a los hombres de vista un rato.

Al volver vimos al más alto dirigirse descalzo y con el pantalón arremangado hacia la orilla: Iba al encuentro de una vendedora ambulante.

Unos minutos después estrenaba guayabera con una sonrisa de oreja a oreja y le dijo a su compañero:

“Déjame hacer una llamada, que si, que me has convencido”.

“Uhhmm…Escucha que vinimos a un trabajo aquí a la isla de Holbox,tu sabes…Que es una pasada y amigo…¿Cómo te lo digo? que aquí se está de lujo y yo necesito un descanso…Que no he parado en 3 años y hemos preguntado en el hotel y le queda una habitación, justo una…Si, si, una suerte, ya ves…Si tal la reunión la cambiamos para el lunes y no pasa nada… Yo  lo soluciono amigo…Solo un par de días…Si, si Raul también se queda…Gracias… No sabes la falta que me hacía…Te debo una, amigo.”

“Raul, arreglado, nos quedamos en la isla”  

Y su cuerpo pareció perder 10 años de golpe…

club de playa del hotel Mawinbi en Holbox

Un lugar para volver una y mil veces

Texto y fotografías ©OViaxaDoiro2013

Comentarios anteriores a marzo de 2014

Publicado por Mochileo Low Cost

Martes, 12 de noviembre de 2013 | 1:19

Como para no hacer esa llamada, ¡menudo paraíso!

Anuncios

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s