Visita a la fábrica de la Guinness en Dublín

En Mayo de 2010 realizamos una escapada de 2 días a Dublín para disfrutar de su ambiente (sobre todo de sus pubs) y aprovechamos la ocasión para visitar la fábrica de la Guinness.
Entrada a la fábrica de la Guinness en Dublín

Entrada a la fábrica de la Guinness en Dublín

GUINNESS STOREHOUSE  es la atracción más visitada de Irlanda y en realidad no es una fábrica sino un edificio acondicionado como museo donde te explican de un modo muy didáctico la historia y proceso de elaboración de la famosa cerveza.

Las entradas las sacamos antes de ir por Internet (13.50€ en vez de 15€ compradas en taquilla) La “Guinness” está bastante apartada de la zona turística, nosotros pillamos un taxi, otra opción para llegar son los autobuses  21A, 78, 78A desde Fleet St.

Una vez allí imprimimos las entradas en unos cajeros acondicionados para ello, recogimos las audioguías y a disfrutar de la experiencia!

La visita comienza en el corazón del edificio y si miramos hacia arriba vemos que estamos dentro de una enorme pinta de cerveza!

El  atrio central se ha diseñado con la forma del típico vaso de Guinness  y  en torno a él se desarrollan  las 7 plantas del museo. Todo gira alrededor de una pinta de cerveza!

plano de sección de la fabrica guinness en Dublín

Plano de sección de la fábrica donde puede verse el gran patio interior con fortma de vaso de pinta.

Esta no es la única sorpresa en el inicio del recorrido: nos cuentan que la ruta irlandesa del camino de Santiago empieza aquí (incluso sellan los pasaportes peregrinos en la cervecería de St. James gate)

La explicación es que Sir Arthur Guinness ubicó la fabrica al lado de la antigua puerta medieval de Santiago donde había un pozo de agua sagrado… ¿será este el secreto de la Guinness? Tendremos que seguir para averiguarlo.

museo guinness en dublín

Atrio central de la fábrica museo

Poco a poco vamos descubriendo anécdotas, como el contrato de arrendamiento firmado por Arthur Guinness en 1759 con una vigencia de 9.000 años y los ingredientes y proceso de elaboración.

El recorrido se hace muy ameno: puedes tocar y probar la cebada, meterte dentro de un tonel, ver los alambiques y tostadoras….incluso pasar debajo de una cascada de agua traída de las montañas de WicKlow.

Una de las salas que más nos gustó fue la SENSORIAL ROOM, donde nos enseñaron a hacer una cata de Guinness.

Para apreciar bien todas las características de la cerveza hay que emplear los 5 sentidos:

  • Oído para escuchar el silbido del gas al mezclarse.
  • Vista para apreciar la blanca espuma y el negro líquido con matices rubí al trasluz.
  • Tacto para asegurarse que este a la temperatura adecuada de 6o
  •  Olfato que nos traerá el aroma a cebada tostada
  • Gusto para apreciar el sabor un poquito amargo y delicioso.

Además  hay salas dedicadas a los toneles y su fabricación, al transporte, a la publicidad…

Nos resultó curioso saber que Guinness tenía  la lira registrada como imagen de marca antes que Irlanda, que tuvo que voltearla para poder usarla como símbolo nacional.

 guinness storehouse Dublín

Por tierra, mar y aire.Así se transporta la Guinness por el mundo

Llevamos 2 horas inmersos en el mundo de la cerveza negra, en las que hemos recorrido casi sin darnos cuenta las 7 plantas del edificio.

Lo que más apetece es ahora es disfrutar con calma de una buena pinta y si es con vistas a Dublín mejor.

Por este motivo, el recorrido acaba en el GRAVITY BAR , un bar situado en lo alto del edificio que ofrece una panorámica de 360o sobre Dublín y que merece una visita por si mismo.

Allí nos sirvieron una pinta a cada uno (incluida en el precio de la visita) que nos supo mejor que cualquier otra que hubiésemos tomado .

El problema es que el bar estaba hasta los topes y hacía un calor asfixiante.

Nos llevó un buen rato conseguir asiento  en las fantásticas y comodísimas sillas Swan (diseño de Jacobsen) que tienen en el perímetro pero cuando lo hicimos las caras de felicidad lo decían todo.

Estábamos en el bar más alto de Dublín con la ciudad a nuestros pies y una deliciosa pinta en la mano…

sala de la guinness storehouse en Dublín

Otra imagen de la sala dedicada al transporte de la cerveza

Estábamos tan cómodos que nos quedamos hasta que cerró el bar. Después una visita a la tienda de regalos, muy recomendable y a seguir disfrutando de la Guinness por los  pubs de Dublín!

texto y fotografías © O ViaxaDoiro,2011


Comentarios anteriores a marzo de 2014

Publicado por O Pipeiro

Martes, 22 de febrero de 2011 | 14:44

mmmmmmmm, guinnes!  En Dublin sabe mucho mejor y en la fábrica de Guinnes no te digo más!La visita está muy bien, y la tienda de recuerdos también.

Publicado por Helena

Martes, 22 de febrero de 2011 | 20:13

Vaya, vaya. Parece una visita imprescindible en Dublín. Con lo que me gusta la cerveza… jejejeUn saludo
Anuncios

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s