Holbox: nadando con el tiburón ballena

El regateo nunca es fácil, siempre hay que jugar con el tiempo, no hay que tener prisa, no hay que mostrar mucho interés y sobre todo no tiene que parecer que te sobra el dinero o será mucho más difícil bajar el precio.
Por eso regatear la excursión del tiburón ballena con el capitán del barco en uno de los restaurantes de la isla, mientras nos comíamos una pizza de langosta no me hacía especial gracia, nos ponía en evidencia.
Por otro lado veía la cara de María con los ojos como platos mientras el capitán hablaba de tiburones, tortugas y delfines.
No hay que mostrar mucho interés” volví a pensar.Nuestra situación económica no era especialmente buena, después de la experencia de Playa del Carmen, y no podiamos sacar dinero del único cajero de la isla.
Regateamos un poco, y con la condición de que pagaríamos con tarjeta para no quedarnos sin el poco efectivo que teníamos, nos despedimos del capitán hasta la mañana siguiente…
holbox, la isla del tiburón ballena

Calle de Holbox, la isla conocida como del tiburón ballena y a la que viajamos para nadar con ellos y comer pizza de langosta

Nuestra experiencia de avistamiento de ballenas en Monterrey no había sido muy exitosa, así que un poco desconfiados habíamos buscado información en internet sobre estas excursiones y no había nadie que no hubiera nadado con el tiburón, así que parecía que era una cosa bastante segura.
El porqué nos lo dió nuestro guía: el tiburón ballena se alimenta de placton, y las corrientes oceánicas chocan contra el salto que se produce bajo el mar al llegar al golfo de México, esto hace que el placton aflore, y de esto se aprovechan los tiburones ballena.
Hace quince años estábamos pescando y un anzuelo con su tanza se enredó en un tiburón ballena. uno de los pescadores saltó del barco y le quitó el sedal que lo ataba. Durante un rato estuvo nadando a su lado y el animal se mostró muy tranquilo y amigable. Ese mismo pescador al día siguiente volvió con la familia, se corrió la voz y hasta hoy
navegando en busca del tiburón ballena

¡Por fin llegamos! tras tres horas de navegación y botes en el barco aquí estaban (o debían estar ) los domino.

Tres horas tardamos desde la isla hasta la zona del festín de los tiburones. En la zona había unos veinte barcos, todos esperando el momento justo para poder nadar con los domino, como les llaman por allí.
De repente algo salió del agua y dió una pirueta en el aire.Todo el bote gritó del asombro, “una manta-raya” dijo el guía y preguntó“¿Quiénes quieren ser los primeros?”
Nos pusimos de pie. Ya teníamos el equipo puesto así que me puse la gopro en la cabeza y saltamos al agua. Antes de nada le pedía a María que comprobase que la cámara estaba encendida, no quería quedarme sin video del momento.
“Estas de broma ¿no?, no llevas la cámara”
-“Mierda, ¡se me cayó al saltar! ¡El Hermano de María nos come! ( la gopro es de él)
Y en estos momentos, el tiburón ballena era lo de menos…
Pegamos un grito a los de la barca a ver si la veían. Y efectivamente, ahí estaba flotando en medio del golfo de México, grabando un vergonzante video del fondo del mar…
El tiburón ballena es enorme.Nada como si fuese una aspiradora, con la boca y las branquias abiertas y a solo unos centímetros de la superficie.Sus movimientos son muy elegantes y aunque parece que se desplaza lentamente es difícil seguir su ritmo.
Aquí os dejamos el video, la experiencia ha merecido la pena, incluso con el susto de la cámara encima, es una experiencia indescriptible, de estas experiencias que te hacen sentir vivo, de estas experiencias que te hacen estar en paz y armonía con la naturaleza.
Textos,fotos y video @oviaxadoiro 2014
¿Quieres grabar videos como este? Échale un ojo a nuestra selección de productos en Amazon
cámara Go Pro

Quomox SJ4000 la alternativa a la GoPro por menos de 100€

Para los más exigentes: GoPro HERO 3 +Black Edition

Para los más exigentes: GoPro HERO 3 +Black Edition

bateria externa

Batería externa para no quedarte sin energía

 

 

 

Anuncios

2 Respuestas a “Holbox: nadando con el tiburón ballena

    • Hola Juan,

      Soy María.
      Gracias por comentar :-) La verdad es que si que impresionan, si…Sobre todo porque hasta que no metes la cabeza en el agua casi no los ves y hay veces que te llevas el susto porque están muy cerca y no te habías enterado.
      Además pensar que el suelo está a cientos de metros bajo el agua da un poco de vértigo (en el golfo de México solo se puede nadar con los domino en mar abierto para que tengan mucho margen de descenso y puedan retirarse si no se sienten cómodos)
      A pesar de eso y de tener a una manta raya dando planchazos allí al lado con los tiburones ballena nos sentimos muy bien: te dejan nadar a su lado y es impresionante ver sus enormes branqueas bombeando, los lunares que tienen…a mi me parecen unos animales maravillosos :-)

      Me gusta

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s