4 días en París: paseando por Montmartre y Pigalle

montmartre

El Sacre Coeur de Montmartre visto desde la place du Tertre

Primera tarde en París.

Después de buscarnos la vida para llegar del aeropuerto de Beauvois a la estación de Abesses en Montmartre (aquí lo explican muy bien ) empezó lo que realmente sería nuestro viaje: 4 días para recorrer París a nuestro aire, sin estresarnos y con especial interés en la arquitectura contemporánea.

A menos de 5 minutos andando de la plaza de Abesses (en realidad, una cuesta muy empinada) encontramos el Timhotel Montmartre donde íbamos a alojarnos.

Cuando llegamos lo vimos rodeado de andamios y nos precupamos un poco: así no íbamos a ver nada por las ventanas! La sorpresa vendría cuando nos dieron la habitación: estaba en la quinta planta y las vistas eran alucinantes: se veía medio París (girando la cabeza tres cuartos), la Torre Eiffel, el Trocadero, la Defense…y muchos, muchos tejados y chimeneas. Fue increíble, tenemos una suerte con las habitaciones que si también funcionara con la quiniela ya estábamos viviendo en Bali.

paris

Vistas desde nuestra habitación en la quinta planta del Timhotel Montmartre

 

Tras el subidón de las vistas, nos arreglamos y fuimos a cenar al RELAIS GASCON, recomendación de “Callejeros viajeros, París tiene un precio” (opción presupuesto ajustado, que la lotería no toca, no toca… ) El restaurante genial, en el programa lo recomiendan como opción para cenar antes de los espectáculos del Moulin Rouge y como nos quedaba cerca del hotel decidimos probarlo  para nuestra primera cena.

La especialidad del sitio son unos enormes boles de ensalada muy nutritivos: patatas, beicon, queso, pollo, todo bien salseado con mostaza. Buenísimo y por 8-9 euros. Además tienen otros platos típicos de Francia como el confit de pato que saboreó Jorge. En total la cena, con una copita de vino nos salió por 16€/estómago y quedamos más que satisfechos.

Un truco para ahorrar en las comidas es hacer los que hacen los parisinos: pedir “Eau de Garrafe”, o sea, una botella de agua del grifo. Allí es lo más normal del mundo y en la cuenta al final se nota mucho.

Cena en el Relais Gascón.Montmartre.París

Ensalada templada y confit de pato para nuestra primera cena en Montmartre.Restaurante Relais Gascon. Precio por persona 16 € incluida una copa de vino.

 

Tras nuestro debut con la gastronomía francesa nos fuimos a pasear por el barrio. Montmartre es genial para perderse por sus callejuelas al atardecer.

Es una zona con mucha vida repleta de tiendas y cafés. Poco a poco fuimos acercándonos al meollo turístico en torno a la Plaza del Tertre, donde multitud de retratistas ofrecen sus servicios con mucho éxito por lo que pudimos ver. Aquí hay muchas tiendas de souvenirs, creperías, cafeterías y muchos, muchos turistas pero aún así tiene encanto.

Junto a la plaza del Tertre está la famosa basílica del Sacre Coeur. Nos acercamos y nos encontramos a una multitud sentada en las escalinatas que la preceden de espaldas al monumento. ¿Qué hacían allí? Esperar a que se encendiera el alumbrado nocturno de la ciudad. Nos pareció una buena idea, así que buscamos hueco y le compramos un par de cervezas a un latero (pedía 3€ por lata pero nos vendió 2 por 4€ )

El encendido de luces no fue ninguna maravilla, sobre todo porque desde allí, a diferencia que desde nuestra habitación, no se ve la Torre Eiffel pero mereció la pena por la animación que había.

Estando allí empezó la eucaristía en el Sacre Coeur, así que aprovechamos para ver gratis la basílica y dar esa visita por cumplida.

Tras el Sagrado Corazón volvimos sobre nuestros pasos para sentarnos en una terraza que habíamos fichado de camino. Una jarra de vino blanco de la casa (pedido así tal cual, que la camarera era venezolana) nos salió por 7€ y daba para 4 copas. Pongo todos los precios, para que juzguéis vosotros si París en caro o barato, porque si respondiera yo os diría…”Depende…” que ya son muchos años viviendo en Galicia y todo se pega.

Si hacéis cuentas veréis que a estas horas ya llevamos 3 vinos y un par de cervezas por cabeza (con el latero repetimos) y estábamos bastante animados. Aunque era tarde, no teníamos ganas de volver aún al hotel y pusimos rumbo a Pigalle y la zona del Moulin Rouge, a tope a esas horas.

En 15 minutos andando llegamos, hicimos la foto típica, flipamos con el ambiente del local que hay pegado al Molino y nos fuimos “de tiendas”.

moulin rouge paris

El mítico y famosísimo Moulin Rouge al lado del animado Machine

Ir de tiendas en esta zona es meterte en sex shops, que básicamente es lo que hay junto con fruterías que abren hasta tarde. La más surtida y conocida es Sexodrome, con varias plantas que ofrecen un surtido digno de ver. A lo tonto nos pasamos allí un buen rato intentando averiguar el uso que tendrían las cosas más extrañas (no somos ningunos mojigatos, pero que el hit de la temporada fuera una pirámide de cartón de 30cm de base…no digo más, lo dejo a vuestra imaginación)

Y hasta aquí llegamos en nuestra primera tarde-noche  en París, mañana a madrugar para subirse a la Torre Eiffel.

Más de París en O Viaxadoiro

Día 2: visita a la Torre Eiffel

En el Lapin Agile

4 días en París:plan de viaje

texto y fotografías © O ViaxaDoiro,2012

Anuncios

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s