El Celacanto del valle del Lérez: Los petroglifos de Campo Lameiro

Hace 4000 años nuestros antepasados dejaron constancia de su existencia, labrando en rocas de granito de puntos elevados de nuestra geografía, en zonas donde el hombre se podía poner en contacto con los mismísimos dioses, dibujos con una carga simbólica totalmente desconocida en nuestros días.

Para adentrarnos en este misterioso mundo nos dirigimos al PARQUE ARQUEOLOGICO DA ARTE RUPESTRE DE CAMPO LAMEIRO (PAAR)

Campo lameiro

Edificio que alberga el museo, los talleres y aulas didacticas del PAAR

El edificio que alberga museo, tienda y talleres es obra del estudio rvr que ganaron el concurso para la realización del complejo. Es un edificio bien implatado, muy pétreo, como un animal fosilizado,como un celacanto según los autores, con un porche de acceso que enmarca el paisaje boscoso recientemente recuperado (antiguamente de eucaliptos y toxos), y hoy en día con carballos y especies autóctonas, reinterpretación arqueológica del territorio tal y como estaba en la edad de bronce.

Dentro del edificio ( 6€ la entrada al museo,2€ la visita guiada por el parque) se puede ver la labor arqueológica de Ramón Sobrino Buhigas, los estudios arqueológicos hoy en día y reproducciones de las armas, instrumentos, ropas y viviendas de la época que se muestran a lo largo de la sala principal.Es una sala muy sobria, de gran altura e iluminada cenitalmente, donde los stands te van marcando el recorrido. Nos llama especialmente la atención el proceso de elaboración de los petroglifos, y es que a pesar de lo que pueda parecer no usaban cinceles al uso (como los canteros actuales), sino que se valían de lascas de cuarzo, más duro y afilado que el granito, y que se encuentra muy fácilmente por la zona.

A la una tenemos marcada una visita guiada por los petroglifos de fuera así que aceleramos el paso y tras ver el video a tres pantallas que compara los yacimientos gallegos de arte rupestre con los de otros países de todo el mundo salimos escopetados al porche de acceso donde nos espera Alexandre, el guía.

Aunque parecía que íbamos a ser los únicos poco a poco se fue uniendo gente hasta formar un grupo de unas doce personas. El tiempo no perdona, y la lluvia empieza a caer, “hemos tenido suerte” ,dice Alexandre, con la lluvia se ven mucho mejor los petroglifos (no se consuela quien no quiere) Pero es verdad, se ven algo mejor, aunque creo que la mejor manera de verlos es por la noche, a la luz de las linternas (visita que se puede hacer en verano de 20:00 a 22:00 y que dejamos para otra ocasión).

El recorrido dura hora y media, aunque creo que sobran unos 40 minutos y se hace un poco largo. Sin duda el más espectacular es “o petroglifo dos carballos” que debe su nombre a los árboles que lo rodean y lo enmarcan, está en muy buen estado de conservación porque estaba enterrado bajo tierra. El elemento más significativo es un enorme ciervo, con una gran cornamenta, con unas lanzas en el lomo y una especie de soga al cuello que casi con seguridad reflejan una escena de caza.

Petroglifo dos Carballos

El de “os Cogoludos” es más enigmático, con esos laberintos que se entrelazan, y en un lateral dos hombres a caballo ( se sabe por la cola,según el guía ). Curiosamente nada más salir de esta estación vemos unos caballos, encargados de mantener en orden la vegetación.” Los turistas nos dicen que porqué no tenemos ciervos”, nos dice Alexandre con una media sonrisa, pero creo que después de ver tanto ciervo grabado en roca hasta a nosotros también nos parece buena idea.

Petroglifo dos Cogoludos

El recorrido termina en el punto más alto del complejo, desde el que en un día normal se podría ver hasta la ría de Vigo y el monte Galiñeiro,según nos cuentan mientras la niebla nos impide ver más allá de nuestras narices.

Son las 2:30 y hay “fame nejra”, o sea que después de una visita rápida a la reconstrucción de un poblado, nos vamos a comer al único bar de Campo Lameiro a reponer fuerzas y a organizar el programa de tarde.

En el bar nos recomiendan los PETROGLIFOS DE FENTANS, así que los incluimos en un recorrido junto a  los de Parada y Caneda. Nos resultaron muy interesantes a pesar de su estado salvaje, sin cuidar y mal señalizados, tal y como debían estar antes los del parque arqueológico. Encontramos los dos más importantes no sin dificultades.

En el laxe das ferraduras, un enorme ídolo (para mí un enorme dedo con su uña y todo) y una espada, en una de las caras y en la parte superior unas huellas de ciervo muy definidas. El de Laxe dos Cebros (piedra de los ciervos)está un poco más adelante tiene varios ciervos rodeados de laberintos, que se pueden ver claramente.

Petroglifo de Laxe dos Cebros

Volviendo a la carretera principal, continuamos hasta LA ZONA DE PARADA, que sí está cuidado con su cierre y su camino aunque los petroglifos se ven mucho menos que los de Fentáns. El más elaborado es el de Chan da Lagoa.

La siguiente parada es en CANEDA donde el petroglifo de Matabois con sus espadas nos deja ya un poco indiferentes, ya son demasiados petroglifos…

El recorrido por estos 3 puntos nos llevó unas  3 horas, ya que nos costó bastante encontrar alguno de ellos.Los hemos marcado en  el mapa , para que podáis orientaros. Creo que con estos se ven los más representativos de Capolameiro, aunque quedaría el de “a pedra da Boullosa” que no está bien señalizado y habría que hacer un recorrido de unos 15 minutos por el monte.Ante la posibilidad de no encontrarlo, lo descartamos; aunque seguramente merece mucho la pena y lo bucaremos en próximas visitas.

Ver mapa con la situación de los Petroglifos en Campo Lameiro

Laberintos, ciervos, hombres a caballo, hachas o ídolos, se repiten por las colinas de Campo Lameiro, y su significado hasta nuestros días sigue siendo un completo misterio…

texto y fotografías © O ViaxaDoiro,2011

Comentarios anteriores a Marzo de 2014

Publicado por Babyboom

Martes, 19 de julio de 2011 | 14:23

Que curioso el parque, además a mí todas estas cosas me gustan mucho, me apunto el sitio para visitarlo en el futuro. Guiño Guiño

Publicado por Invitado

Martes, 19 de julio de 2011 | 20:14

Como te decía el otro día, me apetece mucho esa visita, así que a ver cuando hacemos un hueco para bajar Sonrisa (yodeambulo.blogspot.com) Artabria.

Publicado por Helena mimaletayyo

Jueves, 21 de julio de 2011 | 10:59

Vaya, la verdad es que es un sitio muy curioso. No conocía yo tampoco su existencia y esa excursión nocturna suena bien…Un saludo

Publicado por Oviaxadoiro

Jueves, 21 de julio de 2011 | 13:06

La verdad es que somos pocos los que lo hemos visitado ya.Nosotros fuimos el tercer día que abrió y estamos orgullosos de haber sido los visitantes nº 74 y nº75 del parque arqueológico.Los petroglifos de Campo Lameiro se sabe que están ahí desde siempre pero la única manera de visitarlos era “echarse al monte” y buscarlos.Ahora con el nuevo museo y el bosque recuperado estamos seguros de que mucha gente va a descubir un mundo hasta ahora reservado a unos pocos curiosos.Además puedes completar el día visitando los que están fuera del recinto del parque y pasas un día muy entretenido!
Anuncios

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s