El Arlenes Grocery de Nueva York o el día que nos colamos en una fiesta LEGENDARIA

Atascar la puerta de la prestigiosa joyería Tiffany´s, participar en un rodaje o ser incapaz de cambiar divisa en Wall Street son algunas de las cosas que nos pasaron en Nueva York y ya os contamos en  trucos para sobrevivir como turista en Nueva York.

En ciertos aspectos necesitamos una pequeña evolución para adaptarnos al ritmo y costumbres de la cuidad, en otros como colarnos en una fiesta privada, ya veníamos aprendidos de casa.

Sucedió en el Lower East Side y fue uno de los momentos más divertidos del viaje. Llevábamos toda la noche moviéndonos por los locales de esta zona, una de las más informales y alternativas de la ciudad para salir de fiesta.

Fachadas del Lower East Side, uno de los barrios con más encanto de Nueva York

Fachadas del Lower East Side, uno de los barrios con más encanto de Nueva York

Uno de los puntos fuertes del barrio es que todas las noches hay varios conciertos en cada club. Sacas un pase muy barato (5-7 $) para toda la noche, te ponen un sello en la mano y puedes asistir a los que quieras.

Elegimos el Cake´s Shop para comenzar nuestra ronda de conciertos. En el sótano debutaba un grupo de punk lésbico de Brooklyn llamado “Leo My Ego”. Un gran concierto y un ambiente genial. Rodeados de la familia y amigas de las componentes del grupo empezamos a entonarnos y a perder la vergüenza hablando con la gente: las componentes del grupo, un hombre que conocía Galicia de venir a una representación histórica de una batalla…los neoyorkinos son muy sociables y en seguida te dan conversación y te animan a unirse a su grupo.

Podíamos habernos quedado allí toda la noche, pero en vez de eso, decidimos cambiar y regresar el Arlene´s Grocery donde ya habíamos estado tomando una cerveza para ver que conciertos había esa noche. Al llegar a la puerta, el portero que ya nos conocía de antes, nos informó de que en la sala de conciertos estaban celebrando una fiesta privada y que no se podía entrar hasta que acabara pero que después había un concierto muy bueno. Debimos caerle simpáticos porqué en cuanto le dijimos que no nos importaba esperar a que empezara el concierto nos invitó literalmente a colarnos (una vez comprobada nuestra mayoría de edad, que es una cosa que pasados los 30 alegra que no veas)

Arlenes Grocery, un clásico del Lower East Side con conciertos diarios

Arlenes Grocery, un clásico del Lower East Side con conciertos diarios

Bajamos al sótano del local y nos encontramos lo que parecía ser una fiesta de oficina en su punto álgido.Las corbatas llevaban tiempo fuera del cuello y a alguno le faltaba hasta la camisa.Los abrazos y gritos de euforia coleguil se sucedían y tenían pinta de estar pasándoselo todos muy bien.

El grupo de chicas, bastante menos numeroso y trajeado, mantenía mejor la compostura y parecía disfrutar de una cadena de momentos wows en lo que todo era exageradamente excitante.

Sobre el escenario el que debía  ser el simpático de la oficina cantaba con voz chillona y contoneando las caderas “Baby, baby one more time” (La de Britney Spears, si ) Había un montón de móviles grabando todo aquel desmadre y cuando nos dimos cuenta nosotros también lo estábamos haciendo.

El momento estelar de esta fiesta de oficina lo llamaremos “competición del buding de chocolate”.Dos de los chicos se subieron al escenario, se quitaron las camisas y desde el “público” les dieron dos tremendas fuentes de puding de chocolate poco hecho (muy poco hecho) A la de tres se pusieron como locos a comerlo sin usar las manos más que para sujetar la bandeja.

Estaba claro que ganaba el que lo hiciera en menos tiempo.También que los dos querían ganar.Los demás de la fiesta jaleaban a sus compañeros de oficina y Jorge se coló entre ellos para grabar todo desde la primera fila.

Por supuesto no vamos a poner el vídeo de semejante guarrería (lo guardamos por si alguno de los dos llega a ser alguién “importante” ;-)) pero siempre me he preguntado si al día siguiente viendo sus propias fotos no se preguntaron quienes serían esos dos estraños y que hacían allí grabando su fiesta.

Como diría Barney Stilton: Legendario.

texto y fotografías ©Viaxadoiro 2015

Anuncios

2 Respuestas a “El Arlenes Grocery de Nueva York o el día que nos colamos en una fiesta LEGENDARIA

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s