Circuito por Turquía: Los Derviches Danzantes

 

Turquía 2004.2º día de viaje

Ven, ven, quienquiera que seas. Vagabundo, idolatra, adorador del fuego, ven aunque hayas roto tus votos mil veces, Ven, y ven una vez más. la nuestra no es una caravana de desesperanza.

Jalal ad-Din Rumi Poeta persa (1207-1273)

Nuestra segunda noche en Turquía la dedicamos a asistir a una representación de los DERVICHES DANZANTES o MEVLEVIES. Se trata de una orden sufí ó mística del islam que busca acercarse a Dios a través de la danza, la música y la poesía.

Lo que nosotros vamos a ver es la SEMA , una danza cargada de simbolismo y que nace en el S.XIII de la inspiración del poeta persa JALAL AL_DIN RUMI, también conocido como MEVLANA (gran maestro).

Pintura de unos mevlevies

Pintura de unos mevlevies con sus instrumentos musicales

Para ello nos dirigimos a SAHURAN KERVANSARAY, una antigua posada de la ruta de la seda rehabilitada y acondicionada para la representación. Es importante destacar que aquí la SEMA es realizada  por actores y no derviches reales pero nos han prometido que lo que vamos a ver es idéntico a la realizada por religiosos.

Ya en la posada nos invitaron a sentarnos en unas sillas de madera plegables entorno a un vacío que supusimos futuro escenario. Estamos en el antiguo establo donde antaño los comerciantes dejaban a sus camellos para reposar de las fatigosas jornadas de ruta y estamos prácticamente a oscuras.*

Poco a poco el sonido de una flauta da comienzo a la representación y van apareciendo ante nosotros un grupo de hombres ataviados con túnicas negras y altos sombreros. Es el comienzo de un viaje espiritual a la perfección que exigirá despojarse de lo terrenal simbolizado  en las túnicas. Al quitárselas dejan ver unos vestidos blancos como un sudario, de largas faldas, y que muestran todo su potencial cuando los derviches empiezan a girar sobre sí mismos con expresión imperturbable como si sus cuerpos hubieran cedido a la fuerza de un poder superior que los hiciera girar y girar eternamente. Mientras giran señalan al cielo con una mano para recoger el poder de Dios y transmitírselo al mundo con la otra, que apunta al suelo.

Derviches girando

Derviches girando

La SEMA dura unos 40 minutos, en los que se alternan danzas, improvisaciones de flauta, sonidos de tambor y se recitan versos del Corán. Cada gesto, cada sonido y hasta el vestuario tienen un significado místico: la flauta es un suspiro divino, el tambor la creación, el sombrero la lápida de los deseos…habría que ser un experto en tradición sufí para entenderlo todo  y no es mi caso pero el acto tiene una fuerza y belleza impresionantes que hace que lo sientas, lo intuyas…salí de allí maravillada por la elegancia de los movimientos, embriagada por los sonidos y sobre todo contenta de haber ido.

Como ejercicio de descompresión antes de volver al hotel disfrutamos de un te turco y compartimos una vez más el narguile o pipa de agua.

* Durante toda la representación está totalmente prohibido tomar fotografías ya que los flashes enturbiarían el misticismo del acto. Las fotos de este artículo están hechas en un pase posterior a la representación ya con luz y exclusivo para tomar instantáneas.

Circuito por Turquía : De Capadocia a Konya

© O ViaxaDoiro,2011

Anuncios

Anímate a comentar! Nos encantaría saber lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s